AFELANDRA

La afelandra es una planta de interior elegida habitualmente tanto por el color de sus hojas como por el de sus flores. Crece con rapidez, llegando a alcanzar el metro de altura, y admite ser ubicada en lugares algo sombríos. Es un ejemplar exigente, sobre todo con la humedad, debido a su origen tropical. Tiene hermosas hojas y de gran tamaño, de color verde brillante, semirrígidas, con nervaduras de tono crema. Produce flores amarillas en forma de trompeta, que se abren entre brácteas amarillas dispuestas en forma de abanico. El principal cuidado que necesita es recibir la luz, pero evitando el sol directo. La temperatura durante la época del crecimiento debe ser como mínimo 13 ºC, y en verano es recomendable que siempre esté húmeda. No soporta las heladas. Es atacada, entre otros, por los pulgones, la cochinilla o la araña roja. Sin embargo, lo normal es que sea dañada por los ácaros. Pulverizando las hojas frecuentemente se puede evitar este problema. Si no, se curará con un insecticida sistémico.
Seleccion Plantas para diseñoEsta planta ya esta
Seleccion Plantas para diseño

Descripción

Aphelandra sp.
× Estamos en Linea...